Un camino entre las nubes

“Después de buscar diversas opciones para realizar un trekking hacia Machupicchu, me decidí por hacer el trekking desde el Nevado de Salkantay hasta Machupicchu (…)” es uno de los tantos comentarios que se pueden encontrar en internet al momento de tomar la decisión de realizar un trekking inolvidable. ¿Te imaginas caminar 6 horas en una subida al lado del río y encontrar el paisaje de tus mejores sueños?

Salkantay Montaña Indomable

Lo llaman Apu Salkantay, Señor o Dios Tutelar. El nevado es considerado Apu porque ahí vive un espíritu superior que protege a los hombres y pueblos del valle. Los incas asociaban la fertilidad con las lluvias que producía el nevado por ello consideraban a Salkantay una de las divinidades que controlaba el clima y la fertilidad en Cusco.

 El nevado es muy conocido por los alpinistas y también por su dificultad. Ha sido visitado por Norteamericanos, Suizos, Neozelandeses, Franceses, Austríacos, Polacos, Alemanes, Argentinos, Mexicanos, Eslovenos, Españoles, Catalanes, Brasileños, etc. En su mayoría, han debido retirarse a mitad del ascenso. De clima muy agresivo, la cima es muy difícil de alcanzar. Por ello, la mayoría opta por el camino que lleva a la ciudadela a Machupicchu.

A continuación te mostraremos un pedacito de este viaje de 4 días para pasar por el cielo antes de llegar a la espesa jungla y al santuario de Macchupicchu

 Día 1:

Visita a Laguna Humantay

Antes era un tabú llegar a la laguna porque decían que no se podía viajar solo; porque cuando uno estaba solo podía salir una sirena y llevarte al fondo de la laguna. Solamente se podía ir por algo muy especial, por ejemplo: el pago a la tierra.

De la ciudad de Cusco al refugio Salkantay son 2 horas pasando por Mollepata, en una camino de trocha en el cual un vehículo nos llevará hasta las faldas del inicio del trekking en el pueblo de Soraypampa. De ahí hasta la laguna son casi 2 horas dependiendo del físico de cada uno, una subida hasta 4,200 msnm que en cada giro de la cabeza puedes ver las imponentes montañas que te rodean. A los lejos escuchas los pequeños riachuelos que son vertientes de tu destino, Humantay. Cuesta trabajo respirar pero la recompensa al llegar a la laguna hace que cada paso valga la pena.  

De aguas turquesas y con suerte un cielo azul, el contraste entre el nevado y la laguna a sus faldas te dan esa impresión de estar en un lugar sagrado.

 

Día 2:      

Paso Salkantay


Las montañas son sagradas, y para todo caminante andino, hacer un pago es una obligación. Una ceremonia para que se tenga mas energía y tranquilidad, se realizan “despachos” (pagos a la tierra) y lecturas de coca para que la naturaleza este tranquila en el recorrido.

Nuestro objetivo es comenzar desde lo alto con el amanecer, donde el sol sale por detrás de ti, alumbrando perfectamente la montaña del Humantay, la montaña donde se estuvo en el día 1.

Se sube durante 6 horas para llegar al Paso Salkantay a 4,600 msnm, y se ve la montaña llena de nieve. Bajo de ella se encuentra una pequeña laguna pero no por ello menos hermosa, la Laguna del Salkantay, desde donde vemos las montañas de Humantay, Salkantay, Tucarhuay y Pumasillo.

 

Esta marca el final del paso de las montañas y da inicio a la bajada hacia a selva profunda del Cusco. Pasaremos de tocar las nubes a  4600 msnm a disfrutar del aroma de hierba mojada a 2600 msnm.

Aún nos esperan 3 días más para conocer el santuario de Machupicchu, pero hasta ahora hemos disfrutado de lo imponente del recorrido.

 

…(Continuará)…