¿Porque amar y defender al Perú?

Con una historia sorprendente, una gastronomía destacada, una multiculturalidad y gente apasionada en lo que hace, generan la fórmula perfecta para enamorarse de este maravilloso país.

¿Has escuchado de una obra maestra en arquitectura e ingeniería? Macchupicchu con sus paisajes e historia en uno de los destinos turísticos más populares del planeta.

 

No muy lejos de la ciudad de Lima, se encuentra La Reserva Nacional de Paracas fue creada con el fin de conservar una parte del mar y del desierto del Perú, dando protección a las diversas especies de flora y fauna silvestres que ahí viven.

 

¿Has ido hablar de una ciudad construida en adobe más grande de América Latina?  La ciudadela de Chan Chan Fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986 e incluida en la Lista del Patrimonio de la Humanidad en peligro en el mismo año.

 

El recinto de oro, como era conocido el Qoricancha, era un lugar sagrado donde se rendía adoración al máximo dios Inca, el Inti(Sol) por lo que sólo podían entrar en ayunas, descalzos y con una carga en la espalda en señal de humildad.

 

Desde diseños tan simples como líneas hasta complejas figuras zoomorfas, fitomorfas y geométricas que aparecen trazadas sobre la superficie terrestre. Las líneas de Nazca fueron trazadas por la cultura nazca y están compuestas por varios cientos de figuras.

 

Un conjunto de promontorios flotantes preparados de totora y se yerguen sobre una porción de la superficie del lago Titicaca. Las islas flotantes de Uros se caracteriza por sus habitantes: los uros, un pueblo ancestral que actualmente se distribuye en la meseta del Collao y que en el Perú habitan en las islas flotantes ubicadas en la bahía de Puno.

 

¿Cómo no amar al Perú con tantos regalos de la naturaleza y una cultura milenaria?

Noviembre 2020 ha sido un mes llenó de incertidumbre para nuestro pueblo. Gente apasionada ha salido a las calles a reclamar como verdaderos peruanos que somos. Seguiremos luchando por nuestro País, para que no se vulneren nuestros derechos como ciudadanos, y continuaremos trabajando por el bien del Perú, que nos regala; a peruanos y extranjeros, tanta belleza.

¡Imitaremos esa gran fortaleza que nos dejaron los Incas!